lunes, 11 de agosto de 2014

Smoothie de cerezas

Un smoothie (del inglés smooth: suave) es un batido de fruta comercializado con esta apelación. Es una bebida cremosa no alcohólica preparada a base de trozos y zumos de fruta, concentrados o congelados, mezclados tradicionalmente con productos lácteos, hielo o helado. Suele tener una consistencia algo densa, y su consistencia es parecida a un batido pero algo más espeso. Se diferencia principalmente del resto de productos del mismo sector por su cremosidad. Se le suele añadir leche, leche de soja o bien yogur natural para enriquecerlo en proteínas. El auténtico smoothie se elabora a base de una mezcla de frutas frescas o congeladas, trituradas o licuadas en el momento de consumirla. Tradicionalmente, en Estados Unidos, el smoothie se consumía mezclado con hielo picado, por lo que era parecido a un granizado natural, pero más cremoso, de ahí su nombre. (Wikipedia. La enciclopedia libre)
 
Ingredientes:
500 gr. de cerezas
2 yogures griegos
1 brick de nata para cocinar (18% de materia grasa)
1 vaso de leche
2 cucharadas soperas de azúcar
Nata montada (opcional)

Elaboración:
Deshuesar las cerezas. En una batidora de vaso poner las cerezas (reservar algunas para adornar), los yogures, la leche, la nata para cocinar y el azúcar. Triturar. En un vaso grande y/o alto volcar la mezcla, adornar con nata montada y atravesar una cereza en una cañita a modo de adorno. Servir.

Nota: Al guardar el smoothie en la nevera hay que removerlo antes de servir ya que, al reposar, el líquido se depositará en el fondo.


Blogging tips