martes, 9 de abril de 2013

Financiers


El financier (en francés ‘financiero’) es un pastel que contiene almendra molida. A veces se llama visitandine (‘visitación’) en ciertas pastelerías que han conservado el nombre tradicional. 
Según la leyenda, este pastel fue inventado por una pastelería francesa para ser consumido por los financieros sin ensuciarse las manos. 
Los financiers fueron originalmente pequeños pasteles ovalados preparados por las Hermanas de la Orden de la Visitación. Los suizos adaptaron posteriormente la receta dándoles forma de lingote, y cambiando el nombre a financiers.
(Wikipedia. La enciclopedia libre.)


Ingredientes:
40 gr. de almendra en polvo
40 gr. de harina
50 gr. de azúcar glass
60 gr. de mantequilla
5 claras de huevo
Azúcar glass para adornar (opcional)

Elaboración:
Derretir la mantequilla a fuego lento, vigilando que no se queme, hasta que adquiera un color dorado. La mantequilla así tratada recibe el nombre de "beurre noisette" por el ligero aroma a avellana que desprende. Colar y reservar. Mientras tanto en un recipiente poner todos los ingredientes secos (harina, almendra y azúcar) y remover para que se mezclen bien entre ellos. Aparte batir las claras de huevo con las varillas para que se "aireen" pero sin llegar a punto de nieve. Luego añadirlas a la mezcla de ingredientes secos mediante movimientos envolventes (de abajo a arriba). Añadir la mantequilla e ir removiendo con cuidado hasta que la mezcla quede homogénea. Repartir la masa en las cavidades del molde sin llenarlas del todo. Introducir en el horno, previamente precalentado, a 150 grados hasta que los financiers estén dorados. Al ser unos pastelitos muy pequeños (4'5x2'5x1cm) se cuecen con suma rapidez. Si no se dispone del molde rectangular pueden hornearse en moldes pequeños de magdalenas. Los financiers no son demasiado dulces así que pueden servirse espolvoreados de azúcar glass.   
   
Blogging tips