viernes, 3 de mayo de 2013

Tarta Sacher


Ingredientes:
Para el bizcocho:
6 huevos
150 gr. de chocolate para fundir
130 gr. de mantequilla
130 gr. de harina
2 sobres de levadura
130 gr. de azúcar glas
1 bote de mermelada de albaricoque
3 cucharadas de agua

Para la cobertura:
250 gr. de azúcar
120 ml. de agua
300 gr. de chocolate para fundir
80 gr. de mantequilla

Elaboración:
Tarta Sacher decorada con fondant,
 elaborado por Selene,
para el cumpleaños de nuestra buena amiga Jordina.
Separar las claras de las yemas. Fundir el chocolate al baño maría y añadir 80 gr. de azúcar y la mantequilla hasta que se derrita, asegurándose de que todo se haya mezclado perfectamente. Seguidamente añadir las 6 yemas y batir rápidamente para que las yemas no se cuajen. Montar las claras a punto de nieve junto con los 50 gr. de azúcar restante. Añadirlas al chocolate fundido, mezclando de abajo a arriba con movimientos envolventes para que las claras no bajen. Tamizar la harina junto con la levadura y añadirlas poco a poco a la mezcla anterior, hasta que todos los ingredientes estén bien integrados. Volcar la masa obtenida en un molde de unos 22 cm. engrasado. Introducir en el horno a 180 grados, previamente precalentado, unos 25 minutos o hasta que al pinchar el bizcocho con un palillo éste salga limpio. Cuando el bizcocho se haya enfriado partirlo horizontalmente por la mitad. Cubrir la parte superior de una de las mitades de bizcocho con una generosa capa de mermelada, reservando unas 3 cucharadas. Poner la otra mitad del bizcocho encima procurando que encajen lo mejor posible. Añadir 3 cucharadas de agua a la mermelada que hemos reservado y con la batidora eléctrica triturar la mezcla para convertirla en una especie de almíbar. Empapar la parte superior del bizcocho con el almíbar. Congelar el bizcocho puesto que cuanto más frío esté será mucho más fácil de cubrir con el chocolate.

Cobertura:
Poner un cazo al fuego con el agua y el azúcar. Remover hasta que el azúcar se disuelva. Luego añadir el chocolate removiendo constantemente hasta que se derrita. Retirar el cazo del fuego y añadir la mantequilla removiendo para que se derrita con el propio calor del chocolate y para integrar todos los ingredientes. Echar por encima del bizcocho el chocolate fundido procurando que el bizcocho quede totalmente cubierto. Dejar enfriar antes de servir o adornar, si se desea.
Blogging tips